Manteles hechos de Fibra de Cáñamo

¿Alguna vez habías escuchado acerca de la fibra de cáñamo? Vamos a contarte acerca de todas sus propiedades y beneficios. Esta fibra es el mejor secreto guardado de la moda sostenible.

El cáñamo, es una fibra que ha ido cobrando popularidad con el paso del tiempo. Es una de las fibras más versátiles y resistentes. Durante los últimos años, se han ido creando diferentes tipos de tejidos que podrían llegar a reemplazar la seda, el lino, e incluso el algodón. Es un material resistente, duradero y versátil. Pero lo que más nos gusta es que es amigable con el medio ambiente.

El cáñamo, es una fibra que se ha cultivado desde varios años atrás, es una de las materias primas más antiguas utilizadas por la humanidad. Es un material de origen vegetal que es resistente, flexible, duradero y biodegradable. Es ideal porque además tiene una gran impermeabilidad. Pero una de las ventajas principales que tiene son los beneficios que su uso aporta al medio ambiente.

¿Por qué los manteles de cáñamo son tan sostenibles?

Uno de los factores que hacen a este material sostenible, es que su cultivo no requiere de fertilizantes, pesticidas ni herbicidas ya que su crecimiento es rápido. Por cada planta se puede producir una gran cantidad de fibra, hasta un 220% más en relación con el algodón. Además, su cultivo mejora la estructura de la tierra, contribuye al equilibrio de los suelos, lo protege de las erosiones y permite recuperar un alto porcentaje de nutrientes a la tierra. Su sembrado no necesita agua, por lo que el proceso de fabricación de su tejido emplea hasta cuatro veces menos agua que la del algodón. Esta planta además tiene la capacidad de convertir el dióxido de carbono en oxígeno.

Es una fibra fuerte con una resistencia superior a otras de origen vegetal, lo que nos garantiza su durabilidad a lo largo del tiempo. Gracias al contenido de oxígeno que tiene, hace que tenga propiedades antibacterianas, evita que se desarrollen olores que causen bacterias y además tiene una protección natural contra las polillas, una razón más que la hace una fibra duradera. Al ser una fibra porosa, favorece la transpiración y ventilación y aporta una protección contra los rayos UV. Los tejidos de cáñamo son completamente biodegradables, es una fibra que tarda alrededor de 4 años en descomponerse.

Gracias a que con el paso de los años ha habido un gran avance con esta fibra, se han logrado realizar diferentes tejidos con distintas calidades y grosores. Hay tejidos que son tan suaves como la seda o el lino, y otros más ásperos y gruesos que son en su mayoría de uso industrial. Esta fibra se puede teñir de una forma muy sencilla y además, no se decolora fácilmente, lo que le aporta otro beneficio que es la durabilidad del color incluso luego de varios lavados.

Sin duda alguna el cáñamo, es una gran opción.

En la Compañía Francesa tenemos dos manteles de cáñamo que además son resinados, Flor del Cerezo Gris y Verde (puedes verlo en las imágenes). ¡Es ideal!


Dejar un comentario